ESCRITORAS ESPAÑOLAS DEL SIGLO XIX. IV


 

         Como vereís la escritora cuya carta incorporamos a continuación es en esta ocasión muy conocida y con una calidad literaria reconocida por todos. Rosalía de Castro también recibió la invitación de Faustina Sáez de Melgar para participar en la publicación: Las Mugeres Españolas, Americanas y Lusitanas pintadas por sí mismas; aunque su articulo no fue incluido en el primer tomo y al no llegar a ver la luz el segundo quedó en poder del editor sin pulicar. En la carta y datos biográficos que adjunta veremos algunos detalles de la vida y la obra de Rosalía contados por ella misma y por su marido el historiador Manuel Murguía. Respetamos la ortografía original.

“Sra. Dña Faustina Saez de Melgar

Muy Sra. mía y de mi consideración; la falta de salud que comúnmente me aqueja asi como los muchos quehaceres que me rodean en ausencia de mi marido, no me dan lugar a cosa alguna ni menos permiten que me entregue con el descanso necesario a las tareas literarias. Sin embargo, por complacer a V. y en vista de una circular del Editor de Las Mugeres Españolas, Americanas y Lusitanas pintadas por si mismas. He escrito a este diciéndole que haría un sacrificio y que cuando pudiera le remitiría el original que demanda. Como nada me ha contestado nada puedo añadir acerca del asunto siendo por lo tanto cosa que yo tenia dada al olvido.

En cuanto a los datos biográficos que V. se sirve pedirme, nadie mejor que V. pude comprender que tratándose de una muger tiene siempre que ser necesariamente escasos, reduciéndose todo a la epoca y lugar de mi nacimiento y obras que haya publicado. Las demas consideraciones creo que debe hacerlas el que escriba la biografía. La mía se ha publicado ya por mi esposo en su Diccionario de Escritores Gallegos, le remito copia de ella, y con eso quedan por completo satisfechos sus deseos.

Sin embargo, a los datos que contiene puede añadir que publique hace años una novela titulada El Caballero de las botas azules, despues un tomo de versos gallegos titulado Follas Novas del que ya tendrá noticia; y el año pasado un cuento que se titula El primer loco. Si V. no las tiene y desea verlas puede pedirlas en mi nombre al Sr. Chao que no tendra inconveniente en remitirlas.

Por lo que toca a mi retrato siento mucho tener que decirla que no me es posible complacerla, al menos por ahora pues no tengo ninguno, vivo en el campo y de año en año o mas tarde aun bajo a la ciudad. Sin embargo el dia que vuelva a Santiago tratare de ver como satisfacer de la mejor manera posible sus deseos la que tiene el gusto de repetirse de V. afectísima s.s. q.b.s.m.

                                                                 Rosalía Castro de Murgia.

La Matanza. Padron. Febrero 27 de 1882.

Notas biográficas adjuntas:

Nació en Santiago el 23 de febrero de 1837, y pasó sus primeros años, en la pintoresca villa de Padron, de donde era natural su madre. En el año de 1858, se casó en Madrid, con el autor de este Diccionario, que se cree dispensado, por esto mismo, de emitir su juicio, acerca de una persona a quien le ligan tan hondos, queridos e indisolubles lazos Sin embargo, no cerraremos esta breve biografía, sin añadir, que entre los muchos elogios que se han escrito acerca de aquella que es la dulce madre de nuestra hija, ninguno es más verdadero y más merecido, que el que, un amigo a quien siempre hemos recibido como un hermano bajo nuestro techo, encerró en estas sencillas palabras: madre y esposa amante, como fue hija cariñosa.

Publicó:

1º. La Flor: poesías por… Madrid. Imp. Á cargo de M. Gonzalez 1857. 4º

Cuando aparecieron estas poesias, escribimos un juicio crítico sobre ellas, que apareció en el número de la Iberia, perteneciente al 12 de mayo de 1857. Entonces, cuando aun conocíamos a su autora, tuvimos el sincero placer de elogiar como se merecían unas poesias, en las cuales se descubrian dotes nada vulgares.

Si copiamos aquí algunos de los párrafos de los que escribimos entonces, sentiriamos la mas grande y la mas intima de la felicidades, pero nos lo impide un justo sentimiento de delicadeza, y renunciamos por lo mismo a hacer justicia  á una persona querida, á quien el mismo amor que le profesamos, nos veda toda palabra de elogio y alabanza.

La hija del mar, novela por… Vigo, Imp. De J. Campañel. 1852.- 12º

Flavio, novela por… Madrid. Imp. de La crónica de ambos mundos, 1861.- 12º

A mi madre, versos por… Vigo, imp. de J. Campañel, 1863. Fól. Menor.

De este olleto no se tiraron mas que cincuenta ejemplares numerados y con el nombre impreso de la persona a quien iban dirigidos.

Cantares Gallegos, por… Vigo. Imp. de J. Campañel. 1873. 8º. Este tomo de versos escritos en dialecto gallego, fue acogido harto favorablemente, como lo indican los articulos críticos que aparecieron en los periódicos de Galicia y Madrid; en los cuales prodigan á su autora las mas lisonjeras alabanzas. Fácil nos sería copiar algunos párrafos, pero renunciamos á esta, para nosotros, gratísima tarea, por razones que comprenderá fácilmente el lector sin que las indiquemos.

Si se permite á los hombres enorgullecerse de las riquezas y timbres de sus antepasados, puede muy bien perdonarse á los que recuerdan; no sin un justo placer; que honraron su familia, aquellos distinguidos varones, que dejaron en pos de sí pruebas de su saber  de su inteligencia, y en este caso se encuentra nuestra escritora.

A su familia, una de las mas antiguas de Padron, pertenecieron los sabios religiosos Fr. Martin Salgado y Moscoso (vid.) del órden de San Agustin, poeta celebrado en su tiempo, y el R.P.Mº Fr. Miguel Salgado y Moscoso (vid.) cistersiense abad de Cariacedo, y autor de algunas obras. En este siglo vivió el Sñr. D. Nicolas de Castro, persona notable por sus variados conocimientos, escritor, viagero y militar; en quien corrian parejas el talento y el loco espíritu de aventuras. Era hermano del Sñr. D. José de Castro, abuelo de esta escritora, coronel de milicias que hizo la campaña de los Pirineos (1793-1795) estando prisionero en Francia; fue notable por sus virtudes evangélicas.

Pariente de su abuela materna, fue el general Abadia, uno de los mas célebres en la guerra de la Independencia.

Anuncios

2 pensamientos en “ESCRITORAS ESPAÑOLAS DEL SIGLO XIX. IV

  1. “Tras los limpios cristales/se agitaba la blanca cortina,/y adiviné que tu aliento/perfumado la movía…” Me ha encantado la carta; ese cotumbrismo provinciano que emana es de lo que más me gusta de Rosalía.
    Un saludin
    Ángeles

  2. Me ha encantado leer aquí una carta de la propia Rosalía de Castro; una mujer a quien tanto he admirado siempre, no solo por su escritura sino por su modo de afrontar su vida y su propia obra. Rosalía fue para mí un ejemplo a seguir desde que con 16 años leí sus textos en aquella edición de Aguilar, tan entrañable por tantas cosas para mí. Sobre aquellos libros cuando los terminé prometí ir un día a Padrón, a decirle a Rosalía que yo también había terminado mi peregrinaje y que, como ella, ahora sabía dónde regresar. Así lo hice; y aquella casa en Padrón, con aquella llovizna “muidiña” me devolvió la impagable sensación de haber terminado con bien mi propio camino.
    He disfrutado por eso muchísimo leyendo a “mi” escritora: nunca defrauda.

seguicollar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s